Descubrir un yacimiento que tengas rasgos y dimensiones semejantes a la histórica mina Bajo La Alumbrera es sin dudas uno de los hallazgos más destacados de los últimos veinte años para la industria minera catamarqueña. Geólogos a cargo de las tareas de exploración en el prospecto “Carla I” sostienen que existe un importante cuerpo mineralizado de cobre y oro de “semejantes características con el histórico yacimiento mencionado”, el cual, cabe resaltar, se encuentra en las etapas finales de explotación y ya realiza tareas de cierre de mina, aunque hay quienes sugieren que ese término se extendería por otros cinco años más.

 

Tamaña comparación trajo aparejadas grandes expectativas, pero inmediatamente también fue generador de diferentes mensajes de cautela por parte de Fernando Fernández Villanueva, Favio Morales y Fernanda Caicedo, quines lideran el grupo de geólogos de ABZU Exploración Minera.

 

 

La mesura en las expectativas sobre el yacimiento que podría dar continuidad productiva en grandes escalas surge porque ya se habían realizado estudios sobre la zona en años anteriores (incluso a través del programa de Naciones Unidas), pero no se habían detectado anomalías de binomio cobre-oro.

 

Según indicaron los especialistas, el área de interés se encuentra en la base y en las faldas empinadas de una profunda quebrada, que es uno de los afluentes el Río principal Quimivil. “El prospecto se encuentra cubierto por una densa vegetación y un relieve marcadamente accidentado, factores que han sido importantes a la hora de ocultar naturalmente este gran depósito”.

 

El prospecto minero Carla I se localiza a 7 kilómetros del Distrito de Londres, Departamento de Belén, provincia de Catamarca.

 

La mencionada empresa exploradora nace recientemente en Catamarca y tiene como objetivo la exploración de prospectos y la promoción de yacimientos nuevos. Actualmente se encuentran abocados enteramente a Carla I, que consideran tiene un potencial muy grande.

 

“Se ha hecho un gran trabajo de muestreo, mapeo y todavía falta definir el cuerpo mineralizado. Hemos llegado a la conclusión de que todos los indicios sugieren sólidamente que un intrusivo mineralizado intramineral es probable que esté presente en el área descrita anteriormente”, sostiene el geólogo Favio Morales.

 

El dato interesante es que Carla I, tal como lo señalan los geólogos, es un proyecto de cobre con cuerpo grande, de un kilómetro cuadrado, con la magnitud aproximada de Bajo La Alumbrera, que estiman necesitará una inversión de 3 a 5 millones de dólares para completar los trabajos geoquímicos, de mapeo y luego geofísicos.

 

5 millones de dólares es la inversión necesaria para realizar todos los estudios exploratorios pertinentes para ingresar en la próxima etapa.

Otro dato no menor es que Catamarca hasta el día de la fecha no tiene registro de ningún cuerpo dentro de ese área, por ello desde ABZU sostienen que será una novedad. Incluso en los mapas geólogos del Segemar (Servicio Geológico Minero Argentino) tampoco se registra ninguna anomalía, con lo cual el prospecto vendría a aportar información geológica relevante para el país.

 

“Este yacimiento será una sorpresa para muchos porque se ha prospectado el área por geólogos y empresas de primer nivel y se encuentra a solo 7 kilómetros de la ciudad de Londres, desde donde se evidencia una geoforma que delata este cuerpo que hasta hoy era desconocido”, asegura Morales.