Anoche, los iglesianos vivieron la última jornada de la tradicional Fiesta de la Semilla y la Manzana, que este año celebró su edición número 30.

 

El número principal de la noche estuvo cargo nada más y nada menos que por Soledad, que con su fuerza característica hizo vibrar el anfiteatro natural Los Manantiales.

 

Con ese ritmo, el publico soportó  por momentos hasta la lluvia que sorprendió en medio del festejo.

 

Fotos: gentileza Lucas Poblete