Una vecina del asentamiento Río San Juan, ubicado en Alto de Sierra, Santa Lucía, relató que cerca de las 6.30 de la mañana sintió un estruendo y pensó que se trataba de un temblor. Cuando salió de su casa vio que el techo de la vivienda de su vecina se había derrumbado.
 

En diálogo con DIARIO DE CUYO, Vanesa, otra vecina de la familia afectada, explicó que todos se salvaron de milagro tras la caída del techo. "Estaban durmiendo y se asustaron con el ruido. De milagro pudieron salir", remarcó.
 

Carina Palta tiene 20 años y tres pequeños de 6 y 4 años y un bebé de un año, además está embarazada y fue quien quedó en estado de shock por lo que pasó, ya que ninguno presenta heridas de gravedad. Según sus vecinos, quienes ayudaron a la familia inmediatamente, han perdido todo. El marido de Carina hace una semana se quedó sin trabajo y el lunes iba a presentarse en la cosecha.
 

Vanesa explicó que juntaron plata entre los vecinos para cargarle crédito al celular y llamar a la Municipalidad de Santa Lucía. Desde allí le comunicaron que iban a mandar encargados del área Social para que los asistiera.
 

Por el momento esperan poder conseguir un poco de nylon y resguardarse del sol, ya que las temperaturas serán agobiantes esta jornada.