No fue menor el revuelo que causó la suspensión del show de Maná. Pero, a decir del público, no por la cancelación en sí mismo sino por la demora en comunicar la decisión de la reprogramación. En contacto con DIARIO DE CUYO, la ministra de Turismo, Claudia Grynszpan, explicó como fueron las horas que se vivieron anoche antes de tomar una decisión.

 

Claudia Grynszpan, ministra de Turismo

 

"Tuvimos que pensar en todo, no fue fácil. Eso sí, privilegiamos la seguridad del público y artistas", explicó la funcionaria. El departamento de Bomberos fue clave para tomar la decisión, ya que inspeccionaron las condiciones de seguridad del escenario y sector del público.

 

"No es un decisión fácil, porque hay muchas cosas a tener cuenta. Debemos saber que hay un público esperando, un artista de esta envergadura y, lo más importante, saber que todos van a estar seguros", agregó Grynszpan.