Marcha hacia el teatro. En las afueras del Teatro del Bicentenario se realizó una performance de arte urbano, usando luces y efectos sonoros electrónicos, ejecutados en vivo. 

 

La comunidad del teatro independiente sanjuanino puso en marcha la maquinaria para una extensa jornada de cinco días consecutivos con espectáculos de diversos géneros, estéticas y formatos. La edición número 29 de la Fiesta Provincial del Teatro arrancó con una nutrida presencia de público, convocada en la explanada del Teatro del Bicentenario y en el que se presentaron las primeras obras de la programación 2017. En la previa, que tuvo una demora para el inicio, se impuso la performance de Guadalupe Suárez Jofré en la que un número importante de personajes marcharon a paso lento por la entrada con una luz potente que los iluminaba de espaldas y frente a ellos, los espectadores, que se encontraban dispersos, observaban tratando de interpretar lo que veían. En ese andar, quienes realizaban el acto performático, avanzaban cambiando lentamente su posición en un ciclo repetitivo y que, con la cortina musical de fondo, se escuchaban sonidos de voces distorsionadas replicando versos del Himno Nacional. El cuadro finalizó abruptamente y dio paso a los saludos protocolares. Las primeras palabras de agradecimiento fueron dadas por la secretaria de cultura, Mariela Limerutti, quien destacó el hecho artístico como un acto de "apropiación de este espacio. Poner un pie acá, los teatreros y todos los artistas, es hacer del Teatro del Bicentenario, el teatro de los artistas, para funcionar, para lucirse y para ser lo que debe ser". Mientras que Ariel Sampaolesi, delegado provincial del INT, anunció su retirada: "Es la última que voy a coordinar en esta etapa, a partir de septiembre habrá otro representante provincial del Instituto Nacional del Teatro, la verdad que han sido 8 años que me he divertido muchísimo armando esta fiesta, que es un espacio de formación e intercambio, de devoluciones y encontrarse con el público", dijo el artista.  


Después de ello, se habilitó la sala para la puesta de Medea Sé Sonal, la obra seleccionada en la Teatrina 2016, del elenco Ob Caenum, seguido por Galgo, de La Notannegra, pieza que representó a San Juan en la Fiesta Nacional del Teatro y el Encuentro Regional Nuevo Cuyo del año pasado. 
 
 
Fotos: Marcos Carrizo

Algunos espectadores quisieron interpretar qué simbolizaba la cara o los ojos cubiertos de los personajes.
Luego tuvo el turno la obra Medea Sé Sonal que estrenó la pequeña sala.
Hubo espacio para degustar vinos.